domingo, 24 de febrero de 2013

Historia del ecologismo (I): El protoecologismo de principios del siglo XX (parte 2)


Siguiendo con la historia del movimiento ecologista, toca hablar de dos corrientes más que (re)surgieron con fuerza durante los convulsos tiempos de la Revolución Industrial: El animalismo y el naturismo.

El animalismo

Inglaterra fue también la cuna de uno de los movimientos que más éxito están teniendo en el panorama ecologista actual: el animalismo. Dicha corriente, opuesta al maltrato de los animales no-humanos, surgió a finales del siglo XVII y se fue radicalizando e internacionalizándose a lo largo de su historia hasta transformarse en un movimiento mundial en defensa de la liberación animal.

Muy ligado a este movimiento, se desarrolla también el vegetarianismo. La Sociedad Vegetariana (Vegetarian Society), de la cual Gandhi sería secretario muchos años después, se fundó en 1847.  Casi cien años después, en 1944, que se fundó la Sociedad Vegana (Vegan Society) que se identificaban en un inicio como «vegetarianos que no consume leche».

Aunque el animalismo y el ecologismo son dos corrientes distintas (los primeros se preocupan del bienestar de los animales sintientes a modo individual mientras que los segundos lo hacen por la conservación de las especies vegetales y animales y los diferentes ecosistemas de forma más holística), han contribuido de forma recíproca al desarrollo de ambos movimientos.

El naturismo decimonónico

El naturismo, que alcanzó su punto álgido antes de la Primera Guerra Mundial, daba cabida a un grupo muy heterogéneo de activistas. Encontramos a grupos nudistas, vegetarianos, partidarios de la medicina natural, de las reformas urbanas, de la convivencia comunitaria, etc. Su objetivo era la restauración de una forma de vida «natural», constituida a partir del contacto con la naturaleza, el cual se estaba perdiendo debido a la masificación de la vida urbana y de la pérdida de naturaleza dentro de las ciudades.

Era un movimiento basado en la trasformación individual de conductas, sin trascender en la vida política. Tuvo mucha acogida en países como Alemania, donde bajo el nombre de Lebensreformbewegung («Movimiento para la reforma de la vida» en castellano), llegó a ser un movimiento de masas (la Federación Alemana de Asociaciones para la Vida y la Curación Natural contaba con más de 150.000 miembros antes de la Primera Guerra Mundial).

Incluye algunas veces, no siempre, la práctica de la desnudez, así como un estilo de vida ecológico, la práctica de la agroecología, la permacultura, la medicina natural, el vegetarianismo, el veganismo y el descalcismo entre otros. Históricamente estuvo vinculado al anarquismo, desde una perspectiva revolucionaria y emancipadora. Una parte de esta forma de vida fue recogida por el movimiento hippie nacido en Estados Unidos en la década de los sesenta del siglo XX.

Aunque la aportación cultural al ecologismo es fácilmente reconocible, también es cierto que el movimiento Lebensreformbewegung desembocó a directamente en el nazismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario