domingo, 18 de noviembre de 2012

Las elecciones catalanas en clave ecológica: La CUP-AE

De cara a las elecciones del 25 de Noviembre en Catalunya, es un buen ejercicio analizar el contenido medioambiental de los diferentes programas electorales para constatar dos cosas: en primer lugar que los partidos “grandes” van teniendo cada vez más en cuenta la problemática ambiental (aunque después no apliquen lo que prometen) y en segundo lugar, para analizar si las nuevas formaciones políticas surgen ya con una conciencia ecológica seria.


Como los grandes partidos en Catalunya (CIU, PSOE, ERC, PP, ICV-EUiA, C’s y SI) ya son de sobras conocidos, voy a empezar por aquéllos partidos que a día de hoy no tienen representación parlamentaria pero que se erigen como fuerzas emergentes de cambio político.

La CUP-AE (Candidatura d’Unitat Popular- Alternativa d’Esquerres)

La CUP-AE (en castellano: Candidatura de Unidad Popular- Alternativa de Izquierdas) es una organización política asamblearia tradicionalmente municipalista que ha decidido presentarse por primera vez a las elecciones autonómicas catalanas.

A través de la unidad popular apuestan por una política asamblearia de ámbito nacional con el objetivo de lograr la independencia de los Países Catalanes, el socialismo y la conformación de una sociedad ecológicamente sostenible, territorialmente equilibrada y no patriarcal.

Tierra, agua y energía, patrimonio del pueblo

Uno de los ejes de su programa electoral lleva por título “Tierra, agua y energía, patrimonio del pueblo: Los recursos imprescindibles deben estar al servicio de las personas, no en manos de la especulación”.

Una clara declaración de intenciones proveniente de un partido cuyo lema de campaña es “Lo queremos todo” (Ho volem tot). En la última parte de su programa encontramos las propuestas en materia de ecologismo, resumidas en tres puntos:

Por un modelo territorial al servicio de las personas y respetuoso con el medio y los animales: Se comprometen a acabar con las infraestructuras y obras que comporten una destrucción masiva del medio ambiente así como con aquellas que sean socialmente deficitarias.

En materia de residuos, apuestan por la estrategia “Residuo Cero” (economía circular en el uso de materiales y energía); también apuestan por el uso del transporte público en detrimento del privado y la redefinición del actual modelo turístico (en clara alusión al rechazo de proyectos como el de Eurovegas).

La CUP-AE enfatiza la ordenación territorial y la protección de las zonas naturales y rurales como eje de la defensa del patrimonio natural. También remarca la importancia de sensibilizar a la población en el respecto y el cuidado de los animales así como la necesidad de establecer sanciones para asegurar que tengan unas condiciones de vida digna independientemente de su uso final (alimentación, experimentación, animales domésticos…).

Unos Países Catalanes sin nucleares y con un modelo energético ecológico: En materia energética, la CUP-AE apuesta por un modelo ecológico que sea energéticamente eficiente, socialmente y territorialmente justo y equilibrado, que impida los monopolios de las grandes empresas y que apueste firmemente por el ahorro energético.

Apuestan por la desnuclearización de todo el territorio catalán y por el desmantelamiento de las grandes infraestructuras energéticas (cómo las líneas de muy alta tensión).

Por la soberanía alimentaria y por una nueva cultura del agua y de la tierra: En este punto, la CUP-AE define su voluntad política de apostar por la autonomía alimentaria del país rompiendo con las políticas agrarias de la OMC, la agricultura ecológica y el acceso a la tierra para todas aquellas personas que busquen dedicarse a actividades agrarias.

También apuestan por el consumo ecológico y por la prohibición de los transgénicos.

En materia de recursos hídricos se buscará el fomento de las políticas de reutilización de agua y la reducción drástica del consumo (sobretodo en ocio), asi como el respeto por el medio ambiente de aquellas infraestructuras que afectan al ciclo del agua (pantanos, canalizaciones…).

Situación de la CUP-AE antes de las elecciones del 25-N

Por primera vez la CUP hace el salto a la política autonómica, lo que siempre entraña algunos riesgos para las candidaturas que se definen por practicar una política alternativa. Irrumpe en un panorama electoral muy convulso en materia social y nacional, erigiéndose como “la alternativa necesaria” al independentismo neoliberal de CIU.

Es un partido que despierta muchas simpatías entre la izquierda alternativa catalana. Bajo el apéndice “AE” encontramos el apoyo de organizaciones que van desde Izquierda Anticapitalista (Revolta Global, En Lluita y Lucha Internacionalista) a Arran, SEPC o colectivos de agricultores como “Pagesos per la Dignitat Rural Catalana”. Esto es debido a que se define como un partido independentista y socialista, lo cual le ha hecho ganarse el visto bueno de muchas organizaciones de la izquierda alternativa y de la izquierda independentista.

Su resultado en las elecciones del 25-N es aun hoy una incógnita. En juego están aun un gran numero de indecisos que pueden hacer decantar la balanza a un lado o a otro. El diario ABC, en su última encuesta publicada, le otorga entre 4 y 7 diputados (de un total de 135), mientras que la última encuesta de la Vanguardia le asigna entre 0 y 2.

2 comentarios:

  1. Desmantelamiento de infraestructuras, cerrar nucleares, tirar las líneas de alta tensión, agricultura ecológica... madre mía, ¿es que quieren volver a la época de las cavernas? Cataluña quedaría tan arrasada como si la hubieran bombardeado.

    Un auténtico españolista votaría a las CUPS por pura maldad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en eso no estoy tan de acuerdo. No es cuestión de volver a la edad de las cavernas, es simplemente que así no se puede seguir. Es necesario decrecer y sustituir las prácticas más contaminantes por otras respetuosas con el medio ambiente y la sociedad.

      La agricultura ecológica por ejemplo es indispensable, ya no solo por el cuidado del suelo fértil (el cual no es renovable a escala humana) sino para asegurar el suministro alimentario durante etapas de subida del precio del petróleo como las que vamos a tener en el futuro

      Eliminar