martes, 21 de agosto de 2012

Cambio climático y alternativa ecosocialista (III): La extrema necesidad de construir un sistema ecosocialista

El de hoy es el tercer y último artículo de esta pequeña serie titulada “Cambio climático y alternativa ecosocialista”:
  1. La respuesta del sistema capitalista al cambio climático
  2. La necesidad de un movimiento ecologista y el principio de responsabilidad compartida pero diferenciada
  3. La extrema necesidad de construir un sistema ecosocialista

 La necesidad de cambiar de sistema económico

El sistema capitalista, basado en la competencia, tiene una serie de sobrecostes ambientales imposibles de asumir en un escenario de limitación de recursos naturales.

La competencia empuja a las empresas a invertir en tecnología, lo cual se traduce en un aumento de la producción y una disminución de sus trabajadores (por lo tanto, más paro). Esto provoca un aumento de los beneficios y una tendencia a la sobreproducción y por lo tanto al sobreconsumo.

Se tiende por lo tanto a un  crecimiento constante a costa de aumentar de forma constante el consumo de recursos y la generación de residuos y contaminantes.

Las políticas climáticas actuales, enmarcadas en el sistema capitalista, han conllevado:

  • Un aumento del dominio de los países imperialistas
  • Un aumento de la competencia por los recursos
  • Un aumento de la violencia y las guerras
  • Un aumento de las desigualdades sociales


Además, no aportan soluciones a las problemáticas sociales actuales cómo el paro, la pobreza o el hambre.

Es necesario por lo tanto construir un nuevo movimiento político que abogue por la justicia climática y social, contraria a:

  • Los instrumentos de mercado (subvención al carbón, incentivos y primas a renovables, mercado de emisiones…)
  • Dominación imperialista a los países del sud
  • Huida hacia adelante tecnológica a la desesperada


La tecnología es necesaria, pero no es la solución a nuestros problemas. Es necesario aumentar la eficiencia energética pero no es suficiente, hay que disminuir el consumo y la producción, la cual cosa en el capitalismo se traduce con crisis sociales, aumento de las desigualdades, paro… Por lo tanto hay que cambiar estructuralmente el sistema.

Políticas ecosocialistas para solucionar el cambio climático

Desde los sectores anticapitalistas debe ofrecerse una solución a los problemas actuales en sus dos componentes (ecológico y social) encaminados a:

  • Poner en marcha todos los mecanismos necesarios para combatir el cambio climático: Independientemente de sus costes.
  • Considerar la atmosfera, el suelo, el agua y la energía cómo bienes comunes de la humanidad.
  • Redistribución de la riqueza.
  • Desarrollar el sector público para movilizar todos los medios disponibles.
  • Romper con el actual sistema energético (consistente en recursos en manos privadas, utilización de recursos fósiles, centralización del capital propietario de los recursos, mundialización de abastecimiento…).
  • Disminuir la producción (eliminar producciones superfluas, inútiles o dañinas que no respondan a demandas reales de la población), sin disminuir los salarios pero si el tiempo de trabajo.
  • Apostar por una educación ambiental de la sociedad, para crear una conciencia de responsabilidad con la naturaleza.


Para llevar esto a cabo son necesarias una serie de medias políticas valientes:

  • Expropiación del sector energético y financiero. La energía debe ser un bien común de la humanidad y además es necesario asegurarse la financiación necesaria.
  • Aumento del sector público, para poder movilizar toda la fuerza de trabajo necesaria.
  • Planificación democrática de la producción y de las diferentes alternativas políticas.
  • Creación de un fondo mundial para la adaptación y la transferencia tecnológica de los países en desarrollo. Este fondo debe ser sin condiciones financieras.
  • Financiación pública de la investigación y derogación del régimen de patentes.
  • Reforma agraria y relocalización de la producción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario