jueves, 16 de agosto de 2012

Cambio climático y alternativa ecosocialista (II): La necesidad de un movimiento ecologista y el principio de responsabilidad compartida pero diferenciada

En el artículo anterior expuse las características de la respuesta del sistema capitalista al cambio climático, analizando de forma muy breve sus rasgos principales. Cómo puse de manifiesto, la respuesta ha sido tardía, ineficiente y sus consecuencias serán perjudiciales para una gran parte de la población humana. Por lo tanto, es necesario construir un movimiento de protesta para presionar a los gobiernos y obligarles a que tomen las decisiones necesarias. Es necesario construir un lobbie social que equilibre la balanza de poder.

La necesidad de un movimiento ecológico y social: Cambiemos el sistema no el clima

Vivimos tiempos convulsos en el plano económico y social pero es necesario que la sociedad asimile las luchas ecológicas cómo propias, pues de su éxito depende el bienestar de las generaciones futuras.

Es necesario construir un discurso ecológico en los diferentes movimientos sociales, no cómo complemento sino cómo centro vertebrador de todas las propuestas.

El ecologismo no debe ser considerado una doctrina más (junto al feminismo, pacifismo, anticapitalismo…) sino que debe ser el marco que englobe todos los demás movimientos, pues el medio ambiente es en esencia eso, un marco.

La lucha ecológica engloba otras muchas luchas, la lucha contra la pobreza, la lucha feminista, la lucha por un empleo digno, por el acceso al agua y a los recursos naturales… Engloba también la lucha contra la globalización, contra las privatizaciones, la lucha de las comunidades indígenas y la lucha contra el sistema capitalista.

El ecologismo nos confiere por lo tanto, un marco incomparable. Un saco donde caben todas las luchas que vayan a favor de la dignidad humana y del respeto por el medio ambiente. El ecologismo es en su esencia, la lucha por la libertad de las generaciones actuales y venideras.

Objetivos de la lucha ecológica

Cómo todas las luchas que intentan cambiar el mundo es necesario que se conformen a dos niveles. Uno, el de las luchas a corto plazo, guiadas por la necesidad urgente de cambio. El segundo, el de las luchas más utópicas, con el fin de mejorar la vida sobre la Tierra.

¿Cuáles deben ser los objetivos de una lucha ecologista? Los más imperantes sin duda deben ser:

  • Exigir que los gobiernos actúen según los escenarios de riesgo más prudentes establecidos por los expertos.
  • Exigir que se cumpla el principio de responsabilidad compartida pero diferenciada.
  • Exigir que se cumplan los derechos sociales, laborales, democráticos y ecológicos que permitan a los ciudadanos tener una vida digna y libre.

El principio de responsabilidad compartida pero diferenciada: Significado y consecuencias

El cambio climático (al igual que la crisis, según nos dicen) es culpa de todos. Pero, ¿De todos igual? No, hay países que han contribuido de forma mucho más importante que otros a este problema, por lo tanto deberán costear sus consecuencias de forma proporcional.

Esto implica a nivel práctico que los países más responsables deberán asumir una serie de costes adicionales:

  • Deberá financiarse una transferencia masiva de tecnologías limpias al tercer mundo, para asegurar sus posibilidades de desarrollo social y económico de forma limpia y sostenible.
  • Deberá financiarse los posibles impactos inevitables del cambio climático y la adaptación de los países del tercer mundo a las nuevas condiciones (construcción de diques, gestión eficiente del agua, nuevos sistemas agrícolas…).
  • Deberá compensarse a los países que decidan no explotar sus reservas de combustibles fósiles.

La necesidad de una redistribución de riqueza y tecnología entre los países del Norte y los del Sud marca unas nuevas relaciones entre ambos. Es necesario por lo tanto:

  • Suprimir la deuda del tercer mundo y retornar los capitales que sus empresas y gobernantes corruptos tienen depositados en bancos occidentales
  • Suprimir los paraísos fiscales y la especulación con los recursos naturales
  • Crear un fondo de ayuda para posibilitar la transferencia de dinero y tecnología entre los países. Este fondo debe ser sin condiciones financieras y debe ser alimentado por los países y empresas responsables del cambio climático de forma proporcional.






1 comentario:

  1. Buenas noches, en cuanto al planteamiento que aquí se hace, considero que está muy en lo cierto ya que Hablando de “conciencia ecológica”, uno de sus creadores ¡Tanuro! no hace ninguna alusión a la ecología como ciencia, sino a la ecología política o ecologismo (o también medio ambientalismo), corriente política y filosófica que ha emergido a partir de los años 1970. Partiendo de esta posición y con lo expresado en su artículo Actualmente vivimos una época de crisis muy crítica, todos sabemos la situación y sus mismas causas, o por lo menos creemos que lo sabemos pero sin embargo el dinero está estancado en el mismo lugar, forma parte de un asiento enorme para personas que están llenas de poder, el cual no lo utilizan para un bienestar social. Es de verdad una impotencia tan grande el darte cuenta de lo que pasa frente a ti, pero es más desesperante aun el no poder hacer nada, al contrario, tienes que seguir el sistema, pagas impuestos porque es una obligación, sino cosas graves recaen sobre ti, en los bancos es igual, te hacen creer que pagas mucho menos de intereses, por alguna u otra cosa, sin embargo es lo mismo, aunque lo vemos como algo muy maravilloso para nosotros, seguimos estancados, porque los dueños de los mismos, de otras nacionalidades por cierto, tienen tanto que para ellos es…nada . por ello estoy muy de acuerdo cuando expresan que el cambio debe ser de nuestra forma de vida y no del ambiente, o del clima o de todo esos aspectos que convergen en el mismo, seguimos desarrollando tecnología para vivir en confort, pero este confort se está transformando en una muerte silenciosa de nuestro mundo, silenciosa digo porque somos ciegos antes los cambios evidentes que el mismo nos muestra en señal de alerta que si seguimos con este ritmo vertiginoso pagaremos muy caro, para ello el cambio debe ser de políticas, de sentir, de discursos, hasta del propio sentido común para así poder realizar un alto que es necesario y ver si de alguna manera inteligente y que beneficie al mundo y con ello a nosotros mismo. Por medio del socialismo el cual abarca cada uno de esos aspectos a tomar en cuenta que ustedes consideraron para un cambio rotundo y de la mano con la ecología con ese sembrar de conciencia viva y sensitiva podremos de verdad encaminarnos a un cambio revolucionario de vitalidad de nuestra tierra.
    Dixon Morales, UNES Venezuela

    ResponderEliminar