jueves, 24 de mayo de 2012

Crítica a "La Marató contra la pobresa"(I): El Lobo se disfraza de cordero

El artículo de hoy es quizás uno de los más controvertidos que he escrito en este blog, pero me gustaría aprovechar este espacio para exponer mi opinión sobre “La Marató per la Pobresa” (Maratón por la pobreza) que se celebrará el día 27 de Mayo en Catalunya.

Bajo el lema “Que nadie se quede en fuera de juego”, La Marató tiene cómo objetivo divulgar, sensibilizar y movilizar a la ciudadanía para que se solidaricen con aquéllos que lo están pasando peor en estos momentos.

Con este artículo no pretendo criminalizar a sus organizadores ni mucho menos a aquéllos que de una forma totalmente altruista colaboren con esta iniciativa, pero no puedo dejar de hacerme esta pregunta: ¿No les parece inmoral esta iniciativa?

Crítica a “La Marató per la pobresa” en sentido estricto

Antes de hacer mi crítica al concepto de “macro-recogida de fondos para la beneficencia” que supone esta iniciativa, me gustaría hacer una crítica a la propia estructura de La Marató.

El primer punto, el más obvio, es el de los patrocinadores. La imagen la he obtenido de la propia página web de Tv3 y sin duda refleja claramente la paradoja de esta iniciativa.

Podríamos decir que tenemos dos tipos de patrocinios, los que corresponden a empresas directamente responsables de la crisis y los que corresponden a empresas indirectamente responsables.

Empezando por el primer grupo, tenemos:

Movistar: Probablemente debería dedicar todo un post a hablar de Movistar y de sus malas prácticas (tanto comerciales cómo empresariales y publicitarias). Pero, para no alargar excesivamente éste artículo, me centraré en los últimos acontecimientos.

El año 2010 cerró con 10.167 millones de beneficios, el mayor beneficio obtenido por una empresa española y un 30.8% más de lo obtenido en 2009. Meses más tarde “para celebrarlo” anunció un ERE para despedir a 8.500 personas, en total un 25% de su plantilla en España.

Eso no es todo, si ya resulta inmoral reducir plantilla cuando se tienen beneficios históricos, más inmoral resulta si al cabo de unos días anuncia que va a bonificar de forma millonaria a sus ejecutivos.

Así es, no tan sólo ofrecen el peor ADSL de Europa y el más caro, sino que para aumentar su productividad despide a sus trabajadores, incluso cuando generan beneficios, para poder seguir deslocalizando sus empresas en países con peores condiciones salariales.

¡Eso sí! Que nadie se preocupe porque una vez más Movistar demuestra que es una empresa solidaria y da su apoyo (a cambio de publicidad, obviamente) a La Marató per la pobresa.

La Caixa: Sin duda, un claro ejemplo de todo aquello que no debe hacer un banco que quiera comportarse de forma ética. Cómo dice el lema “La Caixa roba, la Infanta cobra y el Gobierno Calla”, lógicamente me estoy refiriendo a la estafa de las participaciones preferentes. Pero no solamente ha estafado a miles de trabajadores, en su mayoría jubilados, sino que coacciona a los medios de comunicación para que no informen de las protestas de las diferentes plataformas de afectados.

Altos directivos de “La Caixa” llamaron a los diarios, radios y televisiones para saber si estos continuarían publicando noticias sobre la cacerolada que se estaba llevando a cabo delante de su sede en Barcelona. En el caso de Tv3 se le recordó que esta entidad financiera financia parte del presupuesto del canal mediante la compra de espacios publicitarios.

El cambio de actitud de los medios de comunicación ha sido evidente, de hecho, cuesta bastante encontrar noticias del caso e incluso la revista “Cafè amb llet” que se hizo eco de la acción #ocupymordor (nombre con el que se conocía a la cacerolada) ha recibido una notificación donde les informa de la cancelación de una página de publicidad.

Dicho esto, ¡Qué nadie se preocupe!, que “La Caixa” no va a permitir que ninguno de los trabajadores y jubilados a los que ha dejado sin los ahorros de toda su vida no tenga su ración de pan con mantequilla en los comedores sociales en los cuales tiene la amabilidad de colaborar a través de La Marató (a cambio de publicidad, ¡faltaría más!).

Tampoco deben preocuparse los miles de mendigos que duermen en nuestras calles, pues La Caixa ha decidido seguir manteniendo los cajeros cerrados por la noche para que puedan seguir disfrutando de la luz de las estrellas en su afán por promover la acampada al aire libre.

Generalitat de Catalunya: Otra “empresa” que aparece cómo patrocinadora es el Departamento de Bienestar Social y Familia de la Generalitat de Cataluña. Me juego lo que queráis a que tendremos el placer de ver a los líderes del gobierno atendiendo los teléfonos y poniendo su cara más amable. Me gustaría escuchar la conversación de Artur Mas con alguno de los 6.000 catalanes a los cuales les ha retirado el PIRMI abocándolos a la mendicidad o algún funcionario al cual le ha recortado el sueldo y por qué no, algún estudiante que no podrá costearse el precio de la matrícula el año que viene debido al incremento del coste del 66%.

Dudo que atienda la llamada de algún inmigrante al cual se le ha retirado la cobertura sanitaria, no porque sean poco solidarios sino porque dudo que tengan un teléfono a mano.

Futbol Club Barcelona: ¿A quién le importa que Qatar no cumpla con los derechos humanos? A la directiva del FC Barcelona no. Según palabras del propio Sandro Rosell “toda la gente en Qatar es muy feliz”. Por lo tanto, da igual que se trate de una dictadura, o que se persigan a los homosexuales y a las minorías religiosas y mucho menos importa que sea una sociedad machista con un gobierno claramente antisemita. No importa tampoco que los clubs de la liga arrastren grandes deudas con hacienda y con la seguridad social.

No importa, porque mientras el FC Barcelona esté cómo patrocinador de La Marató, a ningún niño pobre le faltarán unos pantalones deportivos en el Banco de ropa (no de marca NIKE, pero menos da una piedra).

El Corte Inglés: Sin duda, uno de los vestigios de la “típica empresa franquista” que siguen vigentes en nuestro país. Desde 1978 en España existe la libertad sindical, pero El Corte Inglés está dispuesto a vulnerar este derecho constitucional a toda costa. De hecho acumula un gran número de denuncias por vulnerar la libertad sindical.

Incluso la propia Seguridad Social ha reconocido que se han detectado numerosos casos de bajas permanentes debido al estrés laboral al que están sometidos algunos de sus trabajadores.

El “Gigante Verde” parece no estar dispuesto a entrar en democracia, ni a garantizar unas condiciones de trabajo estables para sus empleados. Parece mucho menos dispuesto a dejar de publicitar libros fascistas o homófobos en sus estanterías cómo el famoso libro titulado “Comprender y sanar la homosexualidad” que podíamos encontrar en sus estanterías.

Tampoco se le ha pasado por la cabeza dejar de explotar a mujeres y niñas en el tercer mundo (tal y cómo denuncia la campaña ropa limpia) pues eso provocaría renunciar a un mísero porcentaje de sus beneficios, lo cual es impensable.

¡Pero que nadie se preocupe! Que todos aquéllos inmigrantes que se encuentren en situación de desempleo, los cuáles nunca serán contratados por el Corte Inglés debido a su color de piel, tendrán un plato de sopa caliente una vez por semana gentileza del Corte Inglés.



Sin todas estas empresas y si las administraciones patrocinadas hubiesen estado a la altura, es probable que La Marató por la pobreza no fuese necesario. Pero hecha la ley, hecha la trampa. Aquéllos que han sumido en la pobreza a una parte considerable de la sociedad catalana ahora se erigen cómo Robins Hoods y Madres Teresas de Calcuta para pedir a la clase media que se solidarice con aquéllos que “por culpa de la crisis” lo están pasando peor”.

1 comentario:

  1. La gente se queda sin silla ( trabajo, cena, casa...) porque le ha tocado. Porque Dios lo ha querido así... es un juego. Dios juega a los dados. Los gobiernos y banca que no tienen nada que ver con el tema se solidarizan. jejeje... que perracos son, eh? la gente realmente no tiene dos dedos de frente. Maldita universidad, te hace relacionar cosas. En fin, visca el barça i la moreneta i anar-li fotent!

    ResponderEliminar