martes, 21 de febrero de 2012

La respuesta de los gobiernos al cambio climático (VII): De la puesta en marcha de Kioto al fracaso de Copenhague

Cómo destacamos en el último artículo, pasaron ocho años desde la aprobación del protocolo de Kioto hasta su entrada en vigor (1997-2005). En el artículo de hoy repasaremos la situación internacional después de la aprobación del protocolo.


2005-2009: La entrada en vigor del protocolo de Kioto

La primera conferencia de las partes después de la aprobación del protocolo de Kioto tuvo lugar en Montreal (COP11, 2005). Se produjeron dos reuniones en paralelo, por un lado la undécima reunión de las partes del Marco de la Convención en el Cambio Climático (COP11) y por otro lado la Primera conferencia de las partes del protocolo de Kyoto (COP/MOP1).

Fue una reunión razonablemente satisfactoria en función de las expectativas que había generado, aunque algunos la tachan de poco ambiciosa. Hasta 2005 no se aprobó el protocolo de Kioto, por lo tanto, uno de los objetivos era que los países que habían ratificado el protocolo, aprobaran también por unanimidad las medidas propuestas en las diferentes conferencias desde 1997 (ya que estas habían sido aprobadas de forma provisional a la espera de la entrada en vigor del protocolo).

Había la preocupación de que algunos países (cómo por ejemplo Arabia Saudí) votaran en contra, pero finalmente los países descontentos se abstuvieron de vetar los acuerdos.

También se discutió sobre los mecanismos de flexibilización de las reducciones de CO2 establecidos en el protocolo de Kioto y se mejoró su funcionamiento. Hay tres tipos de mecanismos:

- El comercio de derechos de emisión: Los países que emitan por debajo del límite establecido por el protocolo de Kioto pueden vender sus excedentes de “derechos de emisión” a aquellos países que sobrepasan el límite. En la UE el mercado de emisiones entró en vigor el 1 de Enero de 2005 (European Trading System o ETS).

- Iniciativas de Aplicación Conjunta: Se basan en que un país desarrollado (País del Anexo B) invierte en otro país desarrollado en un proyecto de energía limpia y a cambio obtiene una certificación de reducción de emisiones.

- Mecanismos de Desarrollo Limpio: En este caso, un país desarrollado invierte en tecnologías de desarrollo limpio en países en vías de desarrollo.

También se empezó a trabajar para prorrogar el protocolo de Kioto más allá del 2012 y buscar nuevos compromisos

En 2006 se llevó a cabo la COP12/MOP2 en Nairobi, donde se adoptaron una serie de iniciativas para ayudar a los países en desarrollo más vulnerables al cambio climático.

La COP13/MOP3 se llevó a cabo en Bali (2007) y se acordó una hoja de ruta para llegar al 2009 (COP15 en Copenhague) con una acurdo de reducción de los países desarrollados y un compromiso de los subdesarrollados.

Por primera vez Estados Unidos acepta que se tendrán que fijar objeticos concretos, pero no se cuantifican estas reducciones. También por primera vez, los países emergentes (China, Brasil, India, México…) aceptan su responsabilidad en la mitigación de las emisiones.

La COP14 se reunió en Poznan en 2008, donde se siguió trabajando en el posible acuerdo de Copenhague y en mejorar la implantación del Protocolo de Kioto.

2009: El fracaso de la Cumbre de Copenhague

Por fin, se llegó a la ansiada cumbre de Copenhague (COP15/MOP5, 2009), que sin duda marcó un nuevo fracaso en la política climática mundial. El objetivo de la conferencia según los organizadores era obtener un acuerdo mundial jurídicamente vinculante sobre el clima que se aplicase a partir del 2012.

Se pretendía establecer una cuota de reducción del 50% para 2050 (respecto 19909), pero de la cumbre no salió ningún objetivo vinculante de reducción. El gran problema que hay sobre la mesa es cómo seguir promoviendo el crecimiento económico sin perjudicar al medio ambiente.

Los desacuerdos entre países desarrollados y subdesarrollados marcaron en gran medida las negociaciones. Los países occidentales se negaron a financiar el Fondo de Adaptación, un paquete económico diseñado para ayudar a los países en desarrollo a proteger sus economías contra el impacto potencial del cambio climático.

Al final se llegó a un acuerdo no vinculante entre Estados Unidos, China, India, Brasil y Suráfrica que fue aceptado por la Unión Europea y que tiene cómo objetivo que la temperatura del planeta no aumente más de dos grados centígrados pero donde no se concretan de forma oficial las reducciones de emisiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario