sábado, 28 de enero de 2012

¿Cómo funciona el Sistema Eléctrico Español? El Gobierno suspende las primas a las nuevas renovables: Un fallo histórico que marca el rumbo del desarrollo en España

Ayer, la portavoz del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría anunció que se suspenden temporalmente las primas a las nuevas renovables. No se han hecho esperar las reacciones (en este artículo encontraréis algunas) a un anuncio que puede considerarse otro coletazo más del sistema en contra de la lucha contra el cambio climático.


La versión oficial, es que el sistema eléctrico arrastra un déficit importante y que por lo tanto se ven obligados a cerrar el grifo a la proliferación de energías renovables.

El déficit tarifario es sin duda un problema importante, pero de difícil solución si no se reestructura el sistema eléctrico Español. Una vez más vemos cómo los lobbys  energéticos ganan la partida (con el Gobierno jugando el papel de cómplice necesario) y imponen sus expectativas de beneficios a corto plazo  a la responsabilidad social y ecológica.

Para aquéllos que no estén muy familiarizados con el sistema eléctrico Español intentaré explicarlo de una forma sencilla. La estructura de  la generación de electricidad en España es la siguiente:

  • Por un lado tenemos las empresas eléctricas en régimen eléctrico ordinario (REO): El régimen ordinario es aquél que tienen las empresas que producen electricidad mediante sistemas no renovables (ciclo combinado de gas natural, fuel, gas, carbón, nucleares, hidroeléctricas con potencia superior a 50MW). Representan el 70% de la oferta.

  • Por el otro tenemos la generación de energía bajo régimen especial eléctrico (REE), que incluye los sistemas de producción de energía renovables (eólica, solar, hidráulica, cogeneración y otros), que representan el 30% de la oferta.

La gracia del sistema está que la electricidad producida de tipo REE tiene unos precios superiores a los del mercado (las garantiza el Estado mediante las primas o con tarifas reguladas). Toda la energía producida mediante REE debe ser  comprada obligatoriamente.

El resto de la energía debe comprarse a empresas generadoras de tipo REO mediante subasta.

En el artículo de hoy no entraré mucho en detalle, pero me gustaría dejar claro que el sistema de subaste es altamente injusto. Pues se paga toda la demanda al precio de la unidad de energía más cara. Por lo tanto, si se necesitan comprar 1000 unidades de energía se pagarán todas al precio que marque la última unidad, que es la más cara.

Por lo tanto, aquéllos que defienden que la energía nuclear es más barata deberían saber que es indiferente, pues no se les paga según sus costes sino según el precio final de la subasta.

Pero no me extiendo más ¿Dónde está el problema? En que las compañías eléctricas bajo régimen REO presionan al estado para que no ofrezca primas a las empresas bajo régimen REE (sobre todo a las fotovoltaicas, que son  las que tienen las primas más altas).

Que el gobierno retire las primas es (en mi opinión) un grave error, pues frena el crecimiento de los nuevos proyectos en energías renovables. Son necesarias debido a la menor competitividad de las energías renovables y es injusto que se retiren.

Digo que es injusto, pero me gustaría matizar. Pienso que es justo que el Estado invierta dinero en proyectos de desarrollo tecnológico. Pero me gustaría ir más allá, el dinero podría salir de gravar la contaminación que producen las empresas REO, pues los sobrecostes de las empresas renovables provienen precisamente de que no perjudican el medio ambiente con sus actividades.

Suprimir las primas es matar el crecimiento de un sector que será el futuro. Es condenar al país a la mediocridad energética y borrar una de las pocas esperanzas de crear empleo.

Hay que exigir una reestructuración del sistema eléctrico. Donde se pague realmente lo que cuesta cada unidad de energía, dónde se grave impositivamente el daño ambiental de las actividades energéticas y donde se apueste por las energías renovables.

Es también el momento de exigir, cómo lo hizo Greenpeace hace unos días, que permita el autoconsumo energético en aquellos hogares o negocios que estén equipados con energías renovables.

Hay que evitar que los lobbys sigan diciendo al gobierno que debe hacer. Es de destacar que en un contexto de crisis, donde disminuye la demanda de energía, las empresas bajo el sistema REO pierden cuota de mercado (debido a que la energía producida mediante REE debe comprarse obligatoriamente. Por lo tanto a menos demanda global y más producción de REE, la cuota que sobra y que debe cubrirse mediante REO disminuye) cosa que no gusta nada en el sector.

El Gobierno suspende temporalmente las primas a las nuevas renovables (El País)

Parón. El sistema eléctrico, que por diferentes causas arrastra un déficit de 24.000 millones de euros, no da más de sí. El Gobierno ha hecho números y ha decidido frenar, al menos de momento, la extensión de las energías renovables (especialmente la tecnología termosolar).

En 2011, según liquidación provisional de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), el sector recibió de los consumidores 6.409 millones de euros en primas.

La medida no es retroactiva. Las instalaciones que cobran primas (alrededor de 60.000), seguirán cobrándolas y también lo harán las que se hayan inscrito en el preregistro de Industria. La últimas intervenciones del responsable de este departamento, José Manuel Soria, apuntaban ya a la decisión de una moratoria para las primas que cobra el llamado régimen especial (sobre todo para la producción solar y la cogeneración).

La medida, reclamada por las grandes compañías del sector tiene un doble objetivo: frenar la escalada del llamado déficit tarifario (tiene que desaparecer por ley en 2013) y aliviar la presión sobre el recibo que pagan los usuarios, que no subió en enero por decisión del nuevo Ejecutivo. Sin embargo, tendría que hacerlo en marzo (y de forma notable) si no se toman medidas urgentes.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha asegurado que el decreto de la moratoria, que será temporal, tratará de contener el crecimiento del déficit tarifario a un ritmo de entre 3.000 y 4.000 millones al año y evitar que se produzca "un problema financiero". Tras destacar que España tiene una capacidad de producción muy superior a la demanda, ha defendido la medida porque no influirá en el cumplimiento de los objetivos del Plan de Renovables 2005-2020 y con la UE.

La moratoria afecta a todo el denominado régimen especial, que engloba a la generación con biomasa, con centrales hidráulicas, con paneles solares, con molinos de viento, con torres termosolares y con instalaciones de cogeneración. Pero la decisión apunta, sobre todo, al desarrollo de las centrales termosolares. El pasado año, este tipo de centrales (que desarrollan empresas como Abengoa o ACS) cobraron en primas poco más de 400 millones de euros (por 2.366 millones de los huertos solares). Pero el ritmo previsto de instalación (hasta 2,5 GW de potencia instalada en 2013 y 5 GW en 2020) podría elevar los costes del sistema en hasta 3.500 millones de euros al año.

Con la moratoria, Industria ha decidido sobre una parte del problema que agobia al sector eléctrico. Queda otra parte: qué hacer con el déficit acumulado. El fondo que lo gestiona tiene problemas para colocarlo en el mercado de deuda e Industria sabe que tiene que cortar la espiral.

ASIF calcula que la suspensión de primas destruirá 10.000 empleos en la fotovoltaica (Europa Press)

La Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) advierte de que el parón a la instalación de nueva potencia renovable con prima aprobado este viernes por el Consejo de Ministros supondrá la destrucción de 10.000 empleos en el sector.

La desaparición de estos puestos de trabajado puede tener un coste de cerca de 120 millones de euros al año en prestaciones por desempleo, por encima de los 70 millones de euros anuales que habría recibido en primas la nueva potencia fotovoltaica implantada durante el mismo año.

El portavoz de la organización, Tomás Díaz, ha calificado la medida de "sorprendente, injusta, innecesaria e incomprensible", a la vez que ha expresado el rechazo "total y absoluto" de la asociación.

 Según Díaz, la suspensión de la instalación de potencia renovable con prima será "negativa" para España tanto a nivel económico como social, "pues hay bastantes informes que aseguran que la energía renovable es positiva para el país".

ASIF señalado que "aún es pronto" para emprender acciones en contra del real decreto ley que aprobará la medida, "ya que todavía no se sabe cómo se desarrollará ni por cuánto tiempo".

La Fundación Renovables califica la suspensión de primas de "error histórico" (Europa Press)

El presidente de la Fundación Renovables, Javier García García Breva, considera que la decisión del Gobierno de suspender temporalmente las primas a nuevas instalaciones renovables es un "gravísimo error histórico" fruto de la "improvisación".

En declaraciones a Europa Press, García Breva señaló que la medida ha sido "absolutamente impuesto por las grandes eléctricas" sin diálogo con el sector de las renovables y dañará una industria en la que España ha sido "líder mundial".

"Si España ha sido líder mundial en algo, ha sido en las renovables. Esta decisión va a retrasar el desarrollo tecnológico e irá contra una industria nacional que ha sido líder. El PP ha decidido que no lo sea", afirmó.

La medida, que calificó de "injusta", supone en su opinión un "despropósito" y no contribuye a acabar con la crisis, en un escenario de subida de precios del petróleo y del gas. "Parar las renovables solo va a contribuir a que se consuma más petróleo, gas y carbón importado", lo que aumentará la dependencia, lamentó.

Además, García Breva advirtió de que "las renovables no son el problema" y de que "la luz va a seguir subiendo" no solo por el encarecimiento del crudo y del gas, sino también por la decisión del Gobierno de trasladar a la tarifa costes extrapeninsulares previstos para los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

De hecho, señaló, "el nuevo Gobierno ha incrementado el déficit de tarifa hasta la fecha" al trasladar el coste de las extrapeninsulares y al congelar la luz en enero.

PÉRDIDA DE EMPLEO

El presidente de la Fundación Renovables advirtió de que el parón provocará pérdidas de empleo y recordó que el sector da trabajo a 180.000 personas, al tiempo que tiene previsto generar 300.000 puestos hasta 2020, según el Plan de Energías Renovables. "En un grave escenario de paro, se para un sector que crea empleo", lamentó.

"Si se pliega a los intereses de Unesa (Asociación Española de la Industria Eléctrica), España va camino de una crisis energética", advirtió el presidente de la Fundación.

2 comentarios:

  1. Si no me equivoco, quienes establecieron estas subvenciones fueron los propios populares en la segunda legislatura de Ansar, ¿no?

    Ya les ha valido, de tener una de las energías más baratas de Europa hemos pasado a tener la más cara, con un aumento del precio del megawatio del 85% (sin contar impuestos).

    Lo que no entiendo es cómo aseguras que es indiferente que se genera energía barata, por ejemplo por las nucleares (aunque la más económica es la hidroeléctrica, totalmente limpia y renovable). Vamos a ver, si es necesario comprar poca energía cara (por ejemplo, del carbón, muy contaminante y no renovable pero curiosamente también subvencionado) el precio final será bajo. ¿No? Es que es de cajón.

    Y si estás en contra de que se eliminen las primas a las renovables deberías decir cómo pretendes que se costee el déficit de tarifa. ¿Más impuestos a las energéticas? ¿Precio mayor del KW? Eso significa facturas de la luz más altas, en una economía ya muy empobrecida. Es antisocial quitarle dinero a unas familias que ya casi no tienen ni para comer sólo para que sigan costeando unos juguetes de ricos (placas y molinillos) que, hoy por hoy, no nos podemos permitir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo que le des un vistazo al artículo que escribí hace un tiempo sobre el tema:
      http://ambientaliqual.blogspot.com.es/2012/09/la-gran-estafa-del-sistema-electrico.html

      Yo estoy tajantemente en contra de asumir el déficit tarifario, es una estafa perpetrada por un oligopolio que se ha hecho con el control de los precios.

      Es necesaria una reforma estructural del sistema que apueste por las energías renovables, pues eso asegurará las necesidades eléctricas del futuro y el respeto por el medio ambiente.

      Eliminar