viernes, 14 de octubre de 2011

Opinión: 15 de Octubre. Yo no acepto

El artículo de hoy es un texto que he escrito para el blog de las Juventudes de EQUO (conocidas cómo Red eQuo Joven). Es una reflexión sobre la necesidad de ir a las manifestaciones del 15 de Octubre.

15 de Octubre: Yo no acepto.



El día 15 es uno de esos días marcados en el calendario de muchos desde hace tiempo. En la memoria de la gran mayoría están aun las acampadas hechas en muchas ciudades no sólo de España, sino del mundo. Cada uno guardará sus pequeñas anécdotas y sus pequeños recuerdos, muchos sintieron también la ilusión de saber que en ese mismo instante, en esa misma plaza, miles de personas compartían el mismo sueño de construir una sociedad más justa para todos.

Es verdad que el panorama político en España ha cambiado muy poco, incluso algunos puede sentir cierta frustración al ver que, a pesar de todo, los discursos de los de siempre siguen siendo los mismos.  Desde la Red eQuo Joven no creemos conveniente centrar el debate sobre los partidos políticos, pues creemos que la crisis más importante no es política, sino que es una crisis sistémica.

El sistema no es justo, independientemente de quién lo gobierne y además está en serio declive, excluyendo cada día a más personas que ven cómo la sociedad no les ofrece reincorporarse a un sistema económico que antes les sonreía y que ahora parece que les da la espalda. No es sólo una crisis económica lo que estamos viviendo, quizás ésta ha sido la cara más visible para la mayoría de la sociedad, pero es sólo el reflejo de que algo más grande no funciona.

Entonces, ¿Qué no funciona? Las relaciones entre los seres humanos y la naturaleza, y lo que es más grave aun, las relaciones entre los propios seres humanos. El sistema ha dejado de lado una serie de valores cómo la justicia, la igualdad o la solidaridad en busca de un insaciable progreso económico. El progreso económico ha sido el gran placebo que lentamente ha ido excluyendo a personas del sistema, mientras el resto seguía remando sin saber muy bien a donde se dirigían.

Pues bien, hoy muchos saben que el progreso económico no es la meta. Que aquella idea de felicidad que nos vendía el sistema, basada sobre todo en el hecho de consumir, no es justa ni para los seres humanos, ni para el planeta. El sistema está lleno de trampas y también de tramposos y es el momento de admitir los errores propios cometidos, pero también de señalar los errores del sistema y sobretodo de dar la cara por aquellos que no siendo responsables de la realidad que les rodea son excluidos del sistema sin piedad y sin oportunidad de volver a entrar en él.

Desde la Red eQuo Joven creemos que otro sistema es posible y animamos a todos, independientemente del color político, a salir el día 15 y manifestarse por la necesidad de cambio. Es nuestra oportunidad de demostrar que la protesta pacífica sigue siendo un motor de cambio y que juntos podemos conseguir que lo que ayer parecían utopías mañana no lo parezcan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario