domingo, 23 de octubre de 2011

La pesca de arrastre en cifras (Greenpeace)

La pesca de arrastre de profundidad genera el5,94% del empleo a bordo, es decir gente que trabaja directamente en los barcos. Estos datos se han obtenido de Eurostat en 2008, bien es cierto que las cifras han podido variar, pero nunca aumentarán ya que al igual que en toda España la pesca también sufre consecuencias y la tendencia del empleo disminuye constantemente. No hablamos de empleo indirecto, solo de empleo a bordo de los barcos. La pesca artesanal española - sólo considerando embarcaciones de menos o de 12 metros de eslora - lo que implica que nos dejamos muchas fuera, genera el 28,35% del empleo. 

En la pesca de arrastre de profundidad que representa el 0,95% de la pesca en España hay mucho empleo indirecto, pero en la pesca artesanal que representa el 80% de la pesca en España hay más. La diferencia es que las asociaciones pesqueras industriales pueden pagarse un estudio para saber cuánto es este empleo indirecto e incluso los gobiernos invierten en estos estudios. Esto ahora está cambiando y ya son muchos los científicos y las universidades que son conscientes de la importancia del sector artesanal y que han decidido realizar estudios a nivel mundial de la importancia social y económica de esta pesquería. El pequeño, aunque numeroso David, está empezando a empujar a Goliat, y claro Goliat se queja.

Esta claro que si se elimina la sobrecapacidad pesquera de los océanos, mucha gente se quedará sin empleo. Hay que reducir sobrecapacidad, de los barcos grandes e industriales y también de los pequeños artesanales, porque son muchos los que pescan y al pescado no le da tiempo a recuperarse. Que la gente deje de trabajar nos entristece, pero ahí los gobiernos deberían de poner las soluciones, y por ejemplo favorecer una reconversión a pesca artesanal, pesca turismo,... La otra opción es seguir pescando hasta el último pez, hasta el último lugar del planeta, ¿y cuando se agoten los stocks? ¿y cuándo no queden peces?, entonces también habrá gente en el paro y los océanos estarán destruidos y sobreexoplotados. Está claro, hay que actuar YA.

La flota de arrastre, que supone sólo el 0,95% de la flota en España, ha recibido 142 millones de euros de 1996 a 2010. Este dato sale de buscar barco por barco, empresa por empresa, asociación por asociación en todos los Boletines Oficiales del Estado (BOE) y en los de las Comunidades Autónomas el dinero que ha ido destinado a este tipo de flota. Estas subvenciones no son solamente de construcción, esto es obvio porque la Unión Europea las prohibió. Hay ayudas para la modernización, por paradas biológicas, por el combustible usado, por acciones piloto de pesca experimental, por asociación temporal de empresas, por la construcción de sociedades mixtas, etc... Muchos de estos barcos se construyeron con ayudas (cuando aún se podían recibir para tal efecto) y ahora parece que también van a recibirlas para su desguace. El 7 de octubre se hizo público el Real Decreto 1362/2011, que indica que la flota que faena en aguas de terceros países y en aguas internacionales va a recibir para desguace 28 millones de euros. Muchos de los arrastreros de profundidad están censados como barcos de aguas internacionales. A buen entendedor...

Y si, España hace muchas campañas de investigación pesquera, y muy buenas por cierto. Los científicos pesqueros españoles son de lo mejor, con un país que invierte tan poco en investigación conozco a muchos y muchas que se han pasado meses en alta mar lanzando redes, midiendo, pesando, identificando y evaluando los efectos de las pesquerías. Y aún no he leído que ninguno de estos informes diga que el estado del ecosistema no se ve impactado. Osea hacer estudios no implica un perdón para seguir pescando. Si los científicos solo han podido investigar el 0,001% del lecho marino, no creo que le hayan dado el OK a esta pesquería, seguro en sus resultados han añadido un párrafo que dirá algo así como: “se necesitan más estudios para unas conclusiones más exactas” y tienen razón, no se puede sacar una conclusión de cuatro campañas oceanográficas. Hay una cosa que se llama:Principio de precaución ecosistémico que si se aplicara implicaría que se dejase de pescar con pesca de arrastre, hasta que los científicos y científicas evaluasen sus impactos. 

La pesca de arrastre de profundidad tiene muchas otras historias, los descartes, los stocks pesqueros agotados...

Hay que pararse a pensar, no sacamos datos de una tómbola, y pedimos precaución, reducción de la sobrecapacidad y una pesca sostenible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario