viernes, 19 de agosto de 2011

Uralde no irá a la cárcel (Diario Público)

El exdirector de GreenpeaceEspaña Juan López de Uralde y otros tres miembros de este colectivo ecologista eludirán la cárcel. Sólo podrán ser condenados por un tribunal de Copenhague a un máximo de 60 días de cárcel en régimen de libertad condicional por irrumpir en un acto de la cumbre climática mundial, en 2009.

Esa es la pena solicitada por la fiscalía encargada del caso, que propuso también una multa de 3.000 coronas danesas (unos 400 euros) para cada uno de ellos y que se les prohíba pisar suelo danés durante los próximos seis años, con lo que se espera que los cuatro activistas no lleguen a ser encarcelados.

El tribunal de Copenhague debe dictar sentencia el lunes próximo contra los cuatro miembros de Greenpeace, acusados de allanamiento de morada (agravado por una ofensa a la reina Margarita II, anfitriona de la gala en la que irrumpieron), suplantación de autoridad pública y falsificación documental.

Durante la primera vista hace dos meses, la defensa pidió la libertad de los imputados y la anulación del proceso, con el argumento de que se trató de una protesta para forzar un acuerdo en la cumbre.

Todos los acusados se declararon inocentes de los cargos que se les imputan, si bien admitieron su participación en los hechos, que justificaron en la inminencia de un fracaso de la cumbre, como así sucedió finalmente. La fiscalía incidió en que los acusados falsificaron matrículas de coches y papeles para acceder a la gala.

"Globalmente contento"

Uralde se ha mostrado "globalmente contento". Aunque satisfecho por la petición de la fiscalía, ya que al principio del caso se hablaba de la posibilidad de una pena de prisión de hasta seis años, el exdirector de Greenpeace consideró "desproporcionado" el proceso y el papel de la acusación.

"El fiscal está tratando de justificar lo que hicieron, que nos metieron en prisión preventiva. Sabe que no es justo que vayamos a la cárcel", dijo López de Uralde a Efe, al término de la vista celebrada en un tribunal de Copenhague.

"Queríamos mandarles un mensaje a los líderes y nos acercamos al lugar donde estaban reunidos. ¿Es la esperanza un crimen?", señaló López de Uralde, quien resaltó que las emisiones de gases contaminantes siguen aumentando "y los líderes no hacen nada: ¿no será ese el verdadero crimen?".

El exdirector de Greenpeace España aseguró que acudió a Copenhague "con la esperanza de que se lograra un acuerdo para salvar la Tierra" y añadió: "nunca pensé que acabaría en la cárcel o expulsado de Dinamarca".

No hay comentarios:

Publicar un comentario