martes, 5 de julio de 2011

¿Activistas o Ecoterroristas?

¿Dónde está la línea que separa el ecoterrorismo del activismo ambiental? Es difícil de establecer y eso lleva en muchos casos a ensalzar cómo heroicidades a acciones realmente dañinas para el medio ambiente o a criminalizar acciones de defensa animal.

Frente de Liberación animal

Hace unos días se detuvo a 12 activistas por la liberación de unos 20.000 visones americanos en una granja de Santiago de Compostela. Los 12 activistas pertenecen al Frente de Liberación Animal, un grupo de activistas que centran sus actuaciones directas en liberar animales (rescatarlos de instalaciones, sabotear instalaciones, boicot a la industria peletera…). Las directrices principales del FLA son:

  • Infligir daño económico a quienes se lucran con «la miseria y la explotación de animales».
  • Liberar animales desde centros de abuso, como: laboratorios, granjas factorías, granjas para piel, etc., y reubicarlos en buenos lugares donde puedan vivir naturalmente, libres de sufrimiento.
  • Revelar el horror y atrocidades cometidas contra animales tras puertas cerradas, realizando acciones directas no violentas y liberaciones.
  • Tomar todas las precauciones necesarias para no dañar animales, humanos y no humanos según eso.
  • Cualquier grupo de personas que sean veganas o vegetarianas y que realicen acciones de acuerdo con las directrices del FLA tienen derecho a nombrarse parte del FLA.
 ¿Cómo calificar estas acciones? Hay que decir que, lógicamente, sabotear unas instalaciones es delito, ya que la industria peletera en España es totalmente legal, pero la magnitud del delito dependerá también de las consecuencias ecológicas que tenga la liberación de los animales.

Liberación de visones americanos

Neovison vison
Es un caso particularmente perjudicial para el medio ambiente, ya que el visón americano (Neovison vison) es una especie exótica con un gran potencial invasor. Introducir una especie exótica es un delito según la legislación Española y más en el caso del visón americano que produce daños muy graves en el medio ambiente.

Su presencia en los ecosistemas españoles pone en peligro la presencia de la especie autóctona, el visón europeo (Mustela lutreola), ya que se avanzan su época de celo y se reproducen con las hembras de visón europeo. Los híbridos no prosperan, pero los machos europeos ya no pueden reproducirse con sus hembras durante su etapa de celo. Además, el visón americano transmitela parvovirosis, una enfermedad viral, que ataca al visón europeo de forma mucho más agresiva que a su huésped original. Por lo tanto el visón americano pone en grave peligro la presencia del visón europeo, el cual está en peligro de extinción (según la lista del UICN).

Mustela lutreola
En resumen, la liberación de visones, por parte de un grupo defensor de los animales, ha puesto en grave riesgo la existencia de otra especie. Pero este no ha sido el único inconveniente, el visón americano es un gran depredador de salmones, truchas y otros peces de agua dulce y ha provocado que algunos ríos de Galícia hayan quedado desprovistos de peces, provocando cambios importantes en el ecosistema.

Hay que decir también que ha habido escapes de visones por negligencia de las empresas peleteras (por lo tanto no toda la culpa es del FLA, pero hay que remarcar que estos lo han hecho de forma intencionada).

Responsabilidad legal y responsabilidad moral

Hay que remarcar un aspecto, el acto de liberación de los visones (ha habido otros casos en granjas, centros de experimentación…) parte de una protesta contra el maltrato animal para fines económicos. Estas prácticas (se dan tanto en granjas de alimentación, cómo de peletería, o en centros de investigación animal o en centros de reproducción en cautividad, en tiendas de mascotas…) todo y ser legales, distan mucho de ser moralmente aceptables.

Los graves errores cometidos por algunos activistas no debe impedirnos ver el grave problema que hay de fondo, y es que todavía no se han establecido unas leyes básicas para tratar a los animales de forma digna y desvincular el bienestar animal de las expectativas de beneficios económicos.

El fin no justifica los medios, pero no hay que criminalizar a todos los activistas que trabajan para defender la dignidad animal. Hay que denunciar el comportamiento de aquéllos que incurren en delitos ambientales, pero no hay que criminalizar el movimiento.

Hay que decir también que desde muchos ámbitos (la mayoría relacionados con la industria peletera, la tauromaquia…) se ha tendido a criminalizar este tipo de actuaciones, etiquetándolos como “atentados” o “ecoterrorismo”, cómo parte de una campaña para desprestigiar a los movimientos ecologistas y de defensa animal.

Por lo tanto hay que ver todos los actos ecologistas con un gran espíritu crítico, estudiando las causas y las consecuencias de los actos que se realizan y intentar forjarse una opinión de cada uno de ellos sin tender a generalizar. 

5 comentarios:

  1. A mi tampoco me gusta que se metan en el mismo saco a los centro de investigación donde los animales son tratados con una ética y un protocolo para evitar en la medida de lo posible su sufrimiento con los toros, la peletería.. Y los de Dignidad Animal lo hacen y no atienden a razones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PERO TIO QUE NO TE ENGAAAÑES, MONSTRUOS LOS QUE DEFIENDEN ACCIONES DE DEMONIOS, LIBERACION ANIMAL YA, GO VEGAN

      Eliminar
    2. "... evitar en la medida de lo posible su sufimiento???", que acaso hacerlos sufrir poco con éticas y protocolos es diferente de hacerlos sufrir mucho??, SIMPLEMENTE NO SE DEBE REALIZAR NINGUN ACTO DE CRUELDAD CONTRA NINGUN ANIMAL, póngase un momento en lugar del animal y piense si a usted le gustaría o no "sufrir de a pocos". No se engañe tratando de justificar el maltrato animal del cual usted es cómplice.
      Gisela

      Eliminar
    3. Siempre que se usen (y se abuse de) los animales sin tener en cuenta sus derechos, se les estará torturando y explotando. Hay sólo dos bandos, contra la explotación animal o a favor de la misma. Los tonos grises aquí no son más que conciencias que necesitan ser calmadas.

      Eliminar
  2. "Evitar en la medida de lo posible" no es suficiente. ¿Quien y como se decide la cantidad de dolor y sufrimiento que debe soportar un ser inocente? No estoy de acuerdo con la violencia para lograrlo, aún creo en otros métodos, pero Ud dice que los de dignidad animal no atienden a razones es que acaso en los centros de investigacion si lo hacen?

    ResponderEliminar