domingo, 22 de mayo de 2011

Green Week: Menos para vivir mejor

La población mundial va en aumento, en cambio los recursos siguen siendo limitados. Por lo tanto es de gran importancia utilizarlos de la forma más eficiente posible. Ésa es la clave de la sostenibilidad. Si en un futuro queremos que en la Tierra haya espacio para todos y que todos vivamos en ella de forma digna.
No siempre ha preocupado mucho éste hecho, al contrario. Enloquecidos por un sistema económico que premia el crecimiento por encima de todo, las diferentes potencias económicas explotaban los recursos naturales cómo si se tratase de una contrarreloj. De hecho, hoy en día, que todos los países saben que la explotación de algunos recursos es insostenible, no parece que nadie esté dispuesto a dar el primer paso para apostar para un modelo de no-crecimiento (o incluso de decrecimiento) económico.
Pues bien, aunque la tendencia global no sea ésa, ya empiezan a salir movimientos que buscan lo contrario. Un ejemplo es la Green Week, que este año está dedicada a la eficiencia en el uso de la energía y los recursos naturales. Las conferencias, organizadas por la Comisión Europea, se celebrarán del 24 al 27 de Mayo en Bruselas (podéis consultarlas en la web oficial).
En España ya se han hecho algunas conferencias cómo la jornada sobre Eficiencia de los Recursos (debajo tenéis la noticia que ha publicado la Agencia EFE). Entre otros factores, se ha destacado la necesidad de promover un desarrollo sostenible tanto en la UE cómo fuera de ella, ya que los problemas ambientales no tienen fronteras.
También se ha llamado a la reflexión sobre la necesidad de incorporar de alguna forma los daños que se generan al medio ambiente durante la producción al precio final del producto. Aun así, el objetivo importante debería ser reducir el uso de materiales y de energía, y que esto provocará una disminución de los precios.
Lo ideal sería llegar a un sistema más productivo, más eficiente en el uso de recursos, menos agresivo para el medio ambiente, que reflejara los costes ambientales y que además fuese asumible económicamente para todos los consumidores. Parece una utopía, pero con ayuda de las nuevas tecnologías todo es posible. Pero ésta vez hay que conseguir que una mayor eficiencia energética no provoque un mayor consumo de recursos. Hay que dejar bien claro que el objetivo es disminuir el consumo y eso sólo se consigue con una gran planificación previa que establezca una hoja de ruta a seguir.

USAR MENOS PARA VIVIR MEJOR (Agencia EFE)



Primero fue una consigna de Ecologistas en Acción, hoy ha sido el lema de la jornada sobre Eficiencia de los Recursos, enmarcada en la Green Week promovida por la Comisión Europea: "Usar menos para vivir mejor".

"Es que nos habéis convencido" ha afirmado con humor el representante de Medio Ambiente de la Comisión Europea en España, Javier Ruíz-Tomás, al representante de Ecologistas en Acción Samuel Martín Sosa ante la coincidencia de los lemas.
Además de Ecologistas en Acción, las ONG Greenpeace, WWF, y Amigos de la Tierra han coincidido en que un uso eficiente de los recursos influiría positivamente en la calidad de vida de los ciudadanos.

En sus intervenciones se han centrado en distintos frentes para ofrecer una visión global del problema de la escasez de recursos y sus paradojas, tratando cada portavoz un tema diferente.

Sara Pizzinato, de Greenpeace, se ha centrado en el petróleo y el transporte: "Hemos viajado y nos hemos movido más de la riqueza que hemos generado con ello" por lo que, en opinión de la portavoz, se hace necesario un "reacoplamiento" lógico del crecimiento en un sector, el del transporte, que consume "el 60% del petróleo de la UE" que, a su vez, importa el "85% del crudo del exterior".

La responsable de Aguas de WWF, Eva Hernández, se ha centrado en los recursos hídricos al recordar que "España es el país con más presas por habitante", con el consecuente impacto a los ríos "que en su mayoría están mermados".

Ha añadido que no se conocen los resultados del plan de ahorro hídrico financiado por la UE, que planeaba "modernizar más de 860.000 hectáreas" de cultivos de regadío, ya que "el consumo de energía de los cultivos actuales es mayor" y que para producir esa energía también es necesaria el agua.

Otra paradoja que según los ecologistas se da en la utilización de los recursos la ha apuntado el portavoz de Ecologistas en Acción, quien ha dicho que "aumenta la ecoeficiencia pero también la producción y el consumo totales".

Desde la tesis común de reducir el uso de energía, Martín Sosa ha apuntado el dato de decrecer hasta una tonelada equivalente de petróleo por persona y por año, una cantidad "a partir de la cual un mayor consumo energético no redunda en una mejora de los indicadores clave de calidad de vida".

Por último, Liliane Spendeler ha hecho hincapié en la importancia de una correcta medición de los recursos totales que consume la UE y ha puesto de ejemplo que los quince "utilizan 14 millones de hectáreas fuera de sus fronteras sólo para producir soja".

Ha reflexionado en que los residuos también pueden ser recursos al apuntar que se tira lo equivalente en materiales reciclables a más de "5.000 millones de euros", por la "ineficiencia y desprecio" de nuestro sistema.

Tras el turno de los ecologistas, un asistente al acto ha intervenido preguntándose, "¿estamos dispuestos a abandonar el carro en el que estamos?" se ha contestado a si mismo que no, algo que los ecologistas no han secundado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario