miércoles, 20 de abril de 2011

España entra hoy en "deuda ecológica" (Agencia EFE)


Así se desprende de los cálculos de la New Economics Foundation (FES), un comité de expertos independiente británico, que se basa en datos de la Global Footprint Network, que cada año publica las National Footprint Accounts.


El sistema natural tiene una capacidad limitada de producir recursos y de absorber contaminantes sin poner en riesgo la capacidad de (re)generar estos recursos año tras año.
Según los cálculos de SEF, España ha tardado menos de un tercio del año en acabar con todo su presupuesto ecológico para 2011, y sólo puede satisfacer las necesidades a cuenta de los recursos de otros países.

Según las mismas fuentes, la biocapacidad del territorio español solo permite cubrir un 29,8 por ciento de su demanda de recursos.

Cada español necesita 5,4 hectáreas globales para satisfacer su nivel de consumo actual, pero solo tiene un presupuesto de 1,6 hectáreas, con lo que su déficit ecológico es de 3,8 hectáreas.

Al ritmo de consumo actual y si España tuviera que subsistir de sus recursos propios, mañana, 19 de abril, los habría agotado.

Este día del déficit ecológico (ecodebt-day) ha evolucionado desde hace 50 años. Entonces España entraba en deuda ecológica el 2 de octubre.

En los últimos 50 años, el dia se ha ido adelantando un mes por década, de forma que en 1971 fue el 20 de julio; en 1981 el 20 de junio; en 1991 el 20 de mayo; en 2001 el 26 de abril y el 2007 el 19 de abril.

En este caso el presupuesto de España se desenvuelve al igual que otros países europeos y del llamado "primer mundo".

Los datos de 2012 reflejarán la crisis y el descenso del consumo

Las cifras en los que se basa el "Ecodebt-day" de 2011 son del 2007, ha alertado Aniol Esteban, jefe de economía ambiental de NEF, por lo que no reflejan el impacto de la crisis económica y la reducción de consumo.

Por ello los datos de 2012 mostrarán que España entra en déficit ecológico un poco mas tarde que este año, aunque todavía en el primer tercio del año.

En este caso el presupuesto de España se desenvuelve al igual que otros países europeos y del llamado "primer mundo".

Aniol Esteban ha explicado que este presupuesto está "muy mal repartido" porque hay países que consumen mucho más que lo que su sistema natural les permite (países en déficit ecológico), mientras otros consumen menos de lo que su biocapacidad (proporción equitativa del presupuesto global) les facilita.

Además una segunda cuestión es que el conjunto de la humanidad consume más que este presupuesto anual, con lo cual el planeta entero esta en déficit ecológico, lo que erosiona el sistema natural en el que se basa el sistema económico y social.

Si repartiéramos la biocapacidad anual del planeta entre todos sus ciudadanos, a cada persona le correspondería 1,8 hectáreas, lo que supone 3 veces menos de lo que consume cada español.

Si todos los ciudadanos del planeta vivieran como un español necesitaríamos 3 planetas para cubrir sus necesidades.
El responsable de Economía Ambiental de este grupo de expertos ha añadido que la forma en que consumimos hoy pone en riesgo el sistema natural que sostiene nuestro sistema económico y social.

"Lo paradójico es que un aumento del consumo - y del impacto ecológico - no se traduce en mayores niveles de satisfacción", porque los países ricos han sido muy poco eficientes en transformar este consumo adicional de recursos en "vidas felices" tal como muestra el indicador "Happy Planet Index", diseñado por la NEF Yque mide la eficiencia con la que una nación genera "vidas duraderas y felices" por consumo de recursos naturales.

Estamos erosionando el capital natural que hace posible nuestra vida en la tierra.

Como los interés que nos da una cuenta de ahorros, el planeta nos da un presupuesto anual de recursos.

Si nos gastamos mas del presupuesto comenzamos a consumir parte del capital - los ahorros de la cuenta corriente - cosa que reducirá nuestro presupuesto anual año tras año y incrementará nuestra deuda. El problema es que no podemos financiar nuestro futuro a crédito porque planeta solo hay uno, explica Esteban.

La crisis financiera y económica ha demostrado que gastar más que lo que uno tiene no es una buena idea y puede tener consecuencias dramáticas, ya que empuja el planeta mas allá de sus limites ecológicos y conlleva cambio climático y escasez de agua.

Aniol Esteban alerta de que el actual sistema económico no refleja los costes sociales y ambientales, como los impactos sobre la gente y el planeta, y añade que el ritmo económico que guía las decisiones de políticos, empresarios y consumidores "esta desfasado".
El PIB (producto interior bruto) no nos dice si nuestro capital natural crece o se reduce, si la gente es mas o menos feliz, o si la diferencia entre ricos y pobres aumenta, ha añadido.

Un nuevo modelo que tenga en cuenta los límites del Planeta

Propone que ese modelo tenga en cuenta los límites ecológicos del planeta debe medir y valorar aquello queimporta a la gente; fijar precios que reflejen el valor (coste) real, crear otros indicadores económicos, mas allá del PIB, así como un contexto que favorezca la actividad empresarial responsable, desde los puntos de vista social y ambiental;repartir el trabajo e invertir en la dirección correcta.LA NEF apuesta por una transición hacia un nuevo modelo económico que no dependa del crecimiento (consumo) pero que sea capaz de generar empleo, y proveernos de servicios sociales.

Agencia EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario